DIY succulent kits
Carrito 0

Suculentas: empecemos por el principio

Es verdad que mi casa se llenó de suculentas, pero esto no es incompatible ni mucho menos, con las plantas y flores “tradicionales”.

 

Simplemente son diferentes:

·       Son menos vistas, por tanto, más originales
·       Son más fáciles de mantener
·       Son más ecológicas (necesitan menos agua)
·       Pueden vivir más tiempo
·       Las puedes plantar en los recipientes más impensables


Y… !!!! Muy importante para mí y espero que para ti y para el fomento de tu afición, también: LAS PUEDES REPRODUCIR A PARTIR DE LAS HOJAS O EL TALLO.
Empecemos por el principio.

Las suculentas son plantas que almacenan agua en sus hojas, tallos y raíces para poder sobrevivir períodos de sequía. Así que además de muy decorativas y originales son muy fáciles de mantener y no requieren muchos cuidados ni grandes cantidades de agua. Existen muchas especies diferentes, totalmente distintas entre sí, y combinándolas adecuadamente forman unas decoraciones espectaculares.

 

 

Pueden vivir muchos meses e incluso años en el interior, plantadas en todo tipo de macetas, cuencos, soperas antiguas, salseras… a mí personalmente me encantan en centros antiguos. Si miras mi página de Instagram @succulentsathome, verás algunas ideas.

 

 

Para vivir y crecer sanas necesitan luz, sol y agua, pero no mucha, ya que el exceso de riego les sienta fatal. Las suculentas suelen morir antes por exceso de agua que por falta de agua.

Atención! Los CACTUS son suculentas. Pero no todas las suculentas son cactus. A mí me gustan las que no pinchan, aunque reconozco que hay cactus muy bellos.

Lo básico que debes saber para empezar tu aventura con las suculentas es lo siguiente:

usa tierra especial para cactus o una tierra que facilite el drenaje

añade piedrecitas a la base del recipiente, sobre todo si no tiene agujero

coloca la planta en un lugar muy iluminado o cerca de una ventana. En verano, protégela del sol más fuerte o podría quemarse. En invierno, en cambio, dale solecito siempre que puedas

riégala cuando veas la tierra seca. Eso depende de la estación del año, del clima, de la humedad del aire… Introduce un palito en la tierra y si sale completamente seco y limpio, es hora de regar

 

En el siguiente post te explicaré la magia de las suculentas.

Esto es todo por ahora. Pero nos vemos pronto con más información suculenta. ¡Un abrazo!



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario